A través de innovadoras técnicas invasivas guiadas por un ecógrafo, como la neuromodulación y la electrólisis percutánea, esta área busca generar una ventana terapéutica, logrando una rápida disminución del dolor para complementar con otras áreas de la kinesiología, disminuir la posibilidad de re- lesión y optimizar del proceso de reparación de tejidos.